Romeo sin Julieta

21 Nov

La adaptación de Julio Salvatierra del clásico  Romeo y Julieta de Shakespeare es sin duda toda una sorpresa para el espectador.

Cartel-de-Romeo

Cartel de Romeo.

Álvaro Lavín, director de la obra, ha sabido plasmar ese ambiente entre amigos de la popular tragedia de Verona sin la necesidad de que aparezca la otra protagonista de la historia, Julieta.

Como si de un mismísimo Backstage  se tratase,  el espectador asiste desde un lugar privilegiado,  a una de las historias de amor más románticas y a la vez trágicas de la historia, contada desde un punto de vista distinto, entre amigos.

En esta obra,  Mercutio y Benvolio son los fieles amigos de Romeo, quienes aconsejan y acompañan a éste en todas sus aventuras. Pero de alguna manera, el público forma parte de un tercer amigo, que se encuentra entre las sombras observándolo todo, atento a cada avance de la historia cuyo trágico final, todos conocemos.

Alex Barahona, Javier Hernández y Bernabé Fernández durante la representación.

Lo mejor de la obra es sin duda la complicidad entre los tres actores, se nota el buen rollo encima del escenario y que todos ellos se conocen de proyectos anteriores. El humor es otro de los ganchos de esta versión, mediante carantoñas los actores nos cuentan el avance de la historia entreactos.  Lo peor de la obra es que  quizá se hace un poco larga, no encontramos ningún tipo de decoración,  salvo un telón de fondo que nos indica cuando se hace de día y de noche,   y  en ocasiones nos cuesta imaginar a Julieta.

Destacar sobre todo la actuación de Bernabé Fernández que está soberbio en los dos papeles que interpreta, tanto en el de Benvolio como en el del cascarrabias de Fray Lorenzo. De los tres actores que hay sobre el escenario, Fernández  se expone a un cambio de registro brutal ya que los dos personajes a los que interpreta son muy diferentes entre sí.

Bernabé Fernández y Javier Hernández durante la representación.

Sorprende también,  Javier Hernández sobre las tablas. El actor que reconoció en la rueda de prensa que era su primer papel en teatro no defrauda en absoluto, al contrario, vemos a un Javier muy válido para el terreno teatral que al igual que su compañero Bernabé se enfrenta a la ardua tarea de interpretar a dos personajes, en su caso, Mercutio y Fray Juan.

Más flojo se queda Romeo (Alex Barahona), que pese a ser el protagonista, queda eclipsado por sus dos amigos Mercutio (Javier Hernández) y Benvolio (Bernabé Fernández) en una obra en la que la verdadera protagonista es la amistad.

Los diálogos, por otra parte, forman uno de los puntos fuertes de la obra, que mantiene el legado ‘Shakesperiano’ y no defrauda en contenido romántico y ‘sentimentalón’.

En definitiva, una obra divertida contada desde un punto de vista diferente en la que asistimos a otro tipo de amor, el de la amistad entre tres amigos.

Alex Barahona, Javier Hernández y Bernabé Fernández interpretando ‘Romeo’.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: